Casualidades…Bochorno….y demás historias

Es curioso. Hay una cosa que me suele pasar que no le encuentro ninguna explicación por regla general, y me gustaría saber si a alguien le ocurre lo mismo que a mí.

Resulta que llevo una época con problemas, preocupaciones y demás zarandajas, y cuantas más mierdas tengo en la cabeza, pues va mi bolo y se revela.

Yo noto cuando ando preocupada, triste o ambas cosas por un detalle muy claro, que ya comenté en otro post.

Me entran unas ganas irrefrenables de comprarme mierdas que no necesito, y que son bastante inútiles por regla general.

Así que esta semana en concreto mi obsesión absoluta ha sido comprarme esta maravilla, que cada vez que paso por la tienda y la veo, me entran sudores fríos y sólo pienso en tenerla en mi poder:

 

Sí, si, es la máscara de V de Vendetta.

Esta pequeña obsesión ya me da bastantes pistas de que ando preocupada por algo, pero ya lo que me marca totalmente, es que cuando más lío tengo, mas tonterías pienso, todo sea sacarme de la cabeza en lo que realmente tengo que pensar.

Y de ahí viene el post de hoy.

Os comento, volvía yo de trabajar este sábado….(si, estaba currando un sábado, llamadme rebelde si quereis), con mogollón de historias de la ofi en la cabeza, que han dado paso a recordar algo que tenía bastante escondido, y que he recordado como si fuera ayer, y que por cierto fue el culpable de que fuera partiéndome de risa yo sola todo el camino hasta casa.

Probablemente sea de las historias más idiotas y con las que más vergüenza he pasado en mi vida.

A ver cómo suena escrito, pero es una mezcla de casualidades y bochorno que no me ha vuelto a pasar, gracias a dios.

Resulta que hace tela, pero tela de tiempo, una amiga mía me presentó a dos chavales que había conocido por internet. Allá que estuvimos en un bar, charlando y diciendo bobadas, unas cañitas, y venga, cada uno para su casa.

Pues casualidades de la vida iba yo por la calle a mi aire, y me cruzo con uno de esos dos chavales que iba tranquilamente sin meterse con nadie, oyendo música.

Evidentemente, le paré, el chaval se quitó un casco, y yo pues me puse a charlar amigablemente con él. Que de donde venía, que a donde iba, que qué tal estaba…yo que sé, le solté la leche de artillería.

Yo iba notando que mi entusiasmo no era nada recíproco, es más, era totalmente lo contrario, era algo tal que así:

Así que de repente, me suelta, con toda la educación que le quedaba:

– Perdona, te conozco de algo?

Y yo, ya un poco abochornada, pero no del todo, le explico que sí, joe, que estuvimos juntos el otro día tomando cervezas y que son amigos de una amiga mía, a lo cual me responde:

No, me confundes con otro, ya lo siento. <— PERFECT pa Lenesita

Así que casualidad 0 – bochorno 1.

Pero no me habría importado en exceso, ya que supongo que esto es algo que le puede pasar a cualquiera, a no ser que vayamos a la situación dos.

Imaginaros una bucólica escena de una chavala paseando con sus dos perras por un parque, alegremente, bucólica escena que termina cuando sus dos perras deciden tirarse a un bonito estanque lleno de patos, cisnes y demás.

Una de ellas se lleva tal picotazo de un cisne, que sale echando pipas de allí, ágilmente.

La otra, que en vez de cerebro tiene un cacahuete, y que además es torpe como ella sola, va hacia el surtidor, le cae el chorro en la cabeza, decide salir de allí también pero con tan mala fortuna que es incapaz de escalar. Se resbala, se vuele a caer, y vaya no hay manera de que pueda escapar de la trampa del estanque.

Yo, que a veces también parece que en vez de cerebro tengo un cacahuete, me arremango los pantalones, me arremango las mangas de la camiseta, y me decido a sacar a mi perra de semejante sufrimiento. En ellas estoy (y os aseguro que sacar a un perro de 35 kilos de un estanque tiene su aquel, probadlo), y mientras bufo, sudo y me mojo, ¿quien pasa por allí? pos efectivamente, el chaval al que medio acosé la otra vez confundiéndole con otro.

Me mira, mira a mis perras, me mira de nuevo, ve semejante situación, y con MUY poca caballerosidad me saluda con la cabeza y sale pitando de allí. Y ni ayudarme, oiga.

Bien, Lenesita, bien, Casualidad 1 – Bochorno 2.

Y, si hubiese quedado ahí la cosa, pues todavía no me habría parecido algo excesivamente preocupante, a no ser que nos metamos de lleno en la situación número 3.

Pongámonos ahora en una calle cualquiera de Bilbao, y a Lenesita esperando a un amigo que se está retrasando un poco.

Yo,  entre que estaba aburrida, y que soy curiosa, pues vi unos contenedores de basura  de estos molones con distintos colores en la tapa.

Como jamás he conseguido averiguar cual es el de cartón, y cual el de vidrio, y demás, me puse a leer atentamente las instrucciones de las tapas. Y en esas estaba más interesada que una residencia de ancianos con sálvame, cuando noto que me tocan el hombro.

Me doy media vuelta, privándome de la diversión de las instrucciones de los contenedores, pensando que era mi amigo….pero….BINGO! era el crío ese de nuevo.

Total que me puse roja, pero en technicolor y estéreo, y me puse a balbucear incongruencias mientras el crío me miraba así:

 

Casualidad 2 – Bochorno 3.

Y todo esto en menos de un mes, tiene narices.

Resumiendo: acoso a un tío por la calle que no me conoce de nada, luego me ve intentando sacar a un perro de un estanque hecha una basura, y remato porque me caza leyendo contenedores de basura por la calle.

Y por si a alguien le interesa, jamás, pero jamás nunca me lo he vuelto a encontrar. (Ni tampoco a los amigos interneteros de mi amiga)

Así que si por un casual lees esto, no, no estoy mal de la cabeza (o no tanto como crees, vaia), y te invito a una cerveza si quieres y te explico todas las tonterías que hice XD.

Y para terminar esta auténtica estupidez de post, y ya que han salido patos y cacahuetes por ahi, os pongo dos fobias que he encontrado por ahí, y que me hacen mucha gracia:

Anatidaefobia: Temor a que en un momento o en algun lugar, un pato te esté observando

(No he podido resistirme, si hay alguien con esta fobia, ahora se dará cuenta)

Y

Araquibutirofobia: Miedo a las cáscaras de cacahuete.

Ea, un beso a todos muy gordo, nos vemos otro día.

PD: Habeis tenido situaciones realmente bochornosas? Soy toda oídos, como siempre XD

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

6 comentarios to “Casualidades…Bochorno….y demás historias”

  1. marimar Says:

    las situacione bochornosas son de tu dominio absoluto!!!Pero son divertidas al fin y al cabo para el que las escucha.:)))))

  2. El norra Says:

    Yo tengo fobia a que me mire una cáscara de cacahuete.

    Y mi cuenta particular va: Casualidad 42 Bochorno 3627. You know.

  3. Dani Says:

    Joder con la historia abochornante xDDD Enorme, oye. Además es una anécdota que la recordarás con humor y no con verguenza. Bueno, con verguenza tal vez, pero fijo que sonriendo. Ahora mismito acabo de acordarme de una historia patética y algo mas breve: En un piso del que no quiero contar mas detalles estuve durante una hora hablando con otra persona de la que tampoco voy a decir nada, por precaución xD A la hora de marcharme nos despedimos en la puerta. Era un primer piso. Solo había escaleras y bastante oscuridad, así que el pavo se acerco a mi para llegar así al interruptor de la luz. Putada: Que yo interprete ese acercamiento hacia el menda como que el tío me quería dar un abrazo, o un beso en la mejilla (en plan caballeros heterosexuales, que conste), de modo que yo también me acerque hacia el en ese plan. No hace falta decir que puso cara rara y seguramente se haría ideas nada nobles sobre mi al cerrar la puerta.
    De todas formas la culpa fué suya, por violar mi espacio vital ¬¬

    • lenesita Says:

      jjjajaajaaajajaaj, pues tuvo que ser grandioso, ese tipo de situaciones son enormes XDDDDDD. Ayyy Dani, que el pobre señor X se debió pensar que querías sabe dios con él. Pero está claro oiga, que no se te acerque tanto que no es plan. Faltaría mas!
      La verdad, si las piensas un poco, luego te echas unas risas, que es lo que me ha pasado a mi, de lo que era en realidad…y lo que se tuvo que pensar el otro, que tuvo que ser algo pero que muy muy distinto. Y además no puedes hacer nada, que es lo más tremendo.
      Un beso grandote, espero que estes de lujo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: