CRONICA DEL WACKEN 2010: VOL. II

Bueno, retomando donde lo habíamos dejado un post más abajo, procedo a contar lo que fue el primer día del Wacken propiamente dicho.

Nos levantamos temprano con la intención de dar un paseo por el poblado vikingo, por el mercado medieval, por el concurso de camisetas mojadas, pero todo eso se fue al garete en cuanto fuimos al Metal Place a desayunar.

Algunos de los más sanos si que se fueron a dar un paseo por esos lares, pero yo y algunos más nos quedamos allí tomando un café y unas cervecitas, para luego decidir que era una buena opción irse al supermercado del pueblo a proveernos de avituallamiento para el resto de los días del festival.

Pero aaaaaaaaaaaamigo, ir a ese super es una trampa mortal. Muchos, muchos puestos de comida y bebida durante el trayecto, lo que hizo que tardaramos muchísimo más de lo estrictamente necesario en llegar.

Como anécdota nos encontramos a dos simpáticos alemanes con la cara pintada de rojo y negro que tenían la misma intención que nosotros de ir al supermercado, llevaban dos o tres horas en camino, habían recorrido diez metros y estaban como cubas. A día de hoy todavía no se si lograron llegar.

Total, que llegamos allí a la puerta y había bastante cola, así que algunos de nosotros se pusieron a la cola y el resto nos fuimos al bar de al lado.

(Me comentan los que entraron al super que se sacaron fotos dentro con los Vice, un grupo alemán que debió tocar en el festi y del cual yo no tengo constancia).

En fín, como íbamos de salchichas, hamburguesas, pan bimbo, cervezas y demás muy cargados, alquilamos uno de los “niño-carrito” del Wacken, lo que viene a ser un chavalín del pueblo con un carro que por un módico precio te lleva los trastos hasta el camping.

Una vez allí, nos pusimos tibios a salami y queso y pan y demás y nos volvimos para el Metal Place.

Y ya por fin, por fin, por fin entramos a la zona de conciertos para ver el primer grande del día, Alice Cooper.

Y qué decir del señor Cooper que no se sepa ya.

Espectáculo grandioso, un teatro en toda regla, una voz inconfundible y una maravilla de concierto que me gustó horrores, ya que por una cosa o por otra no había conseguido verle nunca.

Reseñar que el tío muere tres veces en el concierto ¿Cómo lo hace?.

La manera de morir que más me impresionó fue cuando primero le ponen una camisa de fuerza, canta con la camisa de fuerza (qué incómodo, rekristo), y después lo llevan a una guillotina, donde le ajustician y la cabeza cae.

Para la siguiente canción, el bueno de cooper agarra su propia cabeza de un cesto  y se pone a cantar con ella. Todo un señor.

Luego tuvo otro momento en el cual apalea a una señorita, y después la mata. (No sé que diría Bibiana Aido de todo esto), y luego la señorita muerta se venga de él y le devuelve la jugada, y lo mata, colgándolo de una soga.

La tercera muerte es en una bonita caja de pinchos donde se queda totalmente tieso.

Resumiendo, GUAPÍSIMO concierto, de sobresaliente. Y es que este tío no defrauda.

El siguiente peso pesado era Mötley Crue, que jamás fueron santos de mi devoción, pero que tenía cierta curiosidad por ver.

Mucha chica desatada (no lo comprendo muy bien esto, con lo jodidamente machistas que son, pero pa gustos colores), mucha moñería y mucha tontería. No me hicieron un especial chiste, pero bueno, tampoco es que sea la música que más me va. De hecho sólo me sabía la de Girls, Girls, Girls, que esa si que la canté a grito pelao.

Y ya venía lo que era el cabeza de cartel indiscutible….Iron Maiden.

Y aquí me vais a matar porque aunque adoro a este grupo, (no me malinterpreteis), me parece el grupo más sobrevalorado de la historia. Desde luego ni por asomo los considero tan enormes para la locura que desatan el bueno de Harris y compañía.

El set list se centró casi total y absolutamente en los últimos cds, del Brave New World en adelante, cosa que tampoco me mata, aunque habiéndolos visto más veces es de agradecer un poco el cambio.

De hecho, para mi fue una gozada oir el comienzo del concierto con The Wickerman, una canción que adoro y nunca había visto en directo.

Siguieron sonando Brave New World, algunas del último, la omnipresente Fear of The Dark, para terminar con otra de las siempre presentes, Halloweed By The Name, que por cierto mencanta que terminen con esa, ya que probablemente sea mi canción favorita de los Maiden.

Conclusión, concierto majo, setlist MUY mejorable, que el cambio está bien pero no hasta ESTE punto, (ni the trooper tocaron, tela) espectáculo pues como siempre y poco más. Algo decepcionante. Pero por lo que oí, la gente salió más que satisfecha, así que nada, no hay más que hablar oiga.

Después de que terminaran, nos fuimos a repostar las cañerías, a cenar algo y para las tiendas de campaña, que al día siguiente había mucha, pero que mucha tela que cortar. Ahí si que había que estar desde primera hora de la mañana dándolo todo…y empezábamos con Amorphis a las doce del mediodía….casi nada. XD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: